En caso de accidente

Las Leñas (Argentina)
17 septiembre, 2007
Emisor-receptor
30 octubre, 2007

En caso de accidente

Dentro de las muchas vivencias que podemos tener en una estación de esquí, por suerte la mayoría de ellas agradables, está la de encontrase con un accidente en pistas. Como sabréis, en Baqueira-Beret hay un equipo de socorristas perfectamente formado y equipado para atender a los accidentados. Además de este equipo todos nosotros como esquiadores podemos ser de gran ayuda en caso de encontrar un accidente, un buen protocolo de actuación es básico para que nuestra intervención sea provechosa, a veces las prisas y ansiedad del momento nos hacen cometer errores que pueden perjudicar al accidentado.

Deberíamos recordar que al igual que en un accidente en carretera nuestra obligación en caso de encontrar a una persona accidentada es proporcionar toda la ayuda de que dispongamos.

Cuando era socorrista teníamos unas siglas que marcaban los pasos a seguir en la atención al accidentado, estas eran P.A.S. Siglas de: prevención, aviso y socorro.

Prevención: esto se refiere a la protección del lugar del accidente, lo primero que debemos hacer al llegar al accidentado es marcar su posición para evitar lo máximo posible que nuevos esquiadores pudiesen colisionar con la persona accidentada o con nosotros mismos. En este caso nos ayudaremos del material con que contemos, el del propio accidentado es ideal, colocando un par de esquís en forma de aspa y clavados por encima del accidentado de forma clara y visible.

Aviso: una vez el accidente está protegido el siguiente paso es avisar a los servicios de socorro del lugar, que serán los que proporcionen la ayuda necesaria. En el caso de Baqueira-Beret debemos avisar al 973 63 90 50 número de la torre control, que avisará a su vez al servicio de pistas. Es muy de agradecer que concretemos al máximo el lugar del accidente, para esto tenemos todas las pistas señalizadas con balizas numeradas y también podemos usar como referencia el número que hay en las pilona de los remontes.

Socorro: por último, y esto suele ser trabajo del personal autorizado viene la asistencia al accidentado. Es muy importante si nuestros conocimientos de socorrismo no son los suficientes que no movamos al accidentado ya que a veces podemos agravar lesiones por una mala actuación. Quedarnos al lado del accidentado haciéndole compañía y dependiendo de las circunstancias proporcionarle abrigo es ayuda suficiente hasta que lleguen los pisteros.

Este protocolo es interesante para tener cierto criterio en la ayuda a personas accidentadas, nuestros conocimientos y el estado del accidentado harán que cualquiera de estos pasos se pueda invertir de la manera más conveniente.

Miguel Ponce

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *